Saltar al contenido

Cómo incrementar la fertilidad en los hombres

25 diciembre, 2017

Quedar embarazada es cosa de dos y tanto los hombres como mujeres, hay muchas cosas que pueden hacer para incrementar sus posibilidades de conseguir un embarazo saludable en el tiempo previsto.

Cómo incrementar la fertilidad en los hombres

El papel del hombre en el embarazo es tan importante como el de la mujer, al menos en el momento de la concepción, pues de la calidad y consistencia de su esperma depende que se pueda fertilizar el óvulo y que el embarazo se pueda llevar a término. Veamos algunas recomendaciones básicas.

Mantener un peso saludable

Según la sociedad americana de medicina reproductiva, los hombres que presentan cierto nivel de sobrepeso (IMC +25) suelen presentar un conteo más bajo del normal de los espermatozoides y las muestras analizadas también presentan una movilidad reducida y más anomalías genéticas que las muestras de los hombres analizadas que se mantienen en un nivel de peso normal.

Suplementos vitamínicos

Al igual que existen suplementos que pueden ayudar a incrementar la fertilidad en las mujeres y mejorarla, los hombres también pueden beneficiarse de sus propiedades para mejorar la calidad y cantidad de su semen.

Los suplementos recomendados para mejorar la fertilidad masculina son el zinc y la vitamina C, en su forma de ascorbato de calcio, dos de los principales componentes que intervienen en la composición del semen. La combinación de estos componentes con otros suplementos de vitamina E, Selenio y minerales variados, han demostrado elevar el conteo de espermatozoides sanos y mayor resistencia a la degradación por la exposición continuada de los radicales libres.

Radiaciones

Estudios realizados en Argentina y Virginia sobre el impacto de las radiaciones de los equipos portátiles y dispositivos inalámbricos sobre la calidad del esperma en un grupo de hombres de 34 años en promedio, demostró que la exposición continuada a las radiaciones tenía un impacto negativo en las células de los espermatozoides afectando a su calidad y movilidad. Este daño se acusaba especialmente en aquellos hombres que solían colocar el portátil sobre su zona genital o llevaban el teléfono móvil en el bolsillo delantero del pantalón.

 

El estudio puso de manifiesto que el daño no se producía por el calor que emitían estos dispositivos sino por las radiaciones del receptor wifi.

Los espermatozoides son muy sensibles a las radiaciones porque su ADN está concentrado en un área mucho más pequeña que otras células del cuerpo que los condiciona a manifestar una rápida respuesta a la degradación.

Ser consecuente con la edad

Existen muchos falsos mitos entorno a la fertilidad masculina, como que los hombres pueden tener hijos a cualquier edad y aunque esto es parcialmente cierto, los hombres también están sujetos a un reloj biológico, algo más tardío que el de la mujer y que se sitúa entorno a la edad de 50 años, transcurridos los cuales, puede seguir concibiendo pero las posibilidades de engendrar un hijo con malformaciones genéticas se eleva exponencialmente por cada año que pasa.

Actividad física adecuada

Realizar actividad física contribuye a mejorar el estado de salud y por lo tanto, incide también en la producción y conteo de los espermatozoides, no obstante, algunos ejercicios se han postulado como más beneficiosos que otros para este propósito e incluso alguna actividad física en particular está desaconsejada por los expertos en medicina reproductiva a la hora de buscar un embarazo como andar en bicicleta.

 

Analíticas recogidas por las clínicas de reproducción asistida apuntan a que los hombres que practican bicicleta al menos cinco horas por semana, presentaban conteos más bajos de espermatozoides en comparación con quienes practicaban otra actividad deportiva.

Esto podría explicarse por el incremento de la temperatura de los testículos mientras se practica este deporte.